Su madrastra japonesa le hizo una mamada a escondidas

10 min

Esta madrastra japonesa se dio cuenta desde el principio que su hijastro la veía como a una mujer, como una madura que deseaba con locura, así que había mucha tensión sexual entre ellos, porque la verdad es que el muchacho la atraía morbosamente. Así que en una de estas en que estaban reunidos en casa, ella se retiró del salón, donde estaba su nuevo marido, y se acercó a donde estaba el muchacho con una erección importante entre las piernas. Sigilosamente, esta madurita cachonda decidió darle algo de lo que deseaba, solo un poquito, con una mamada estaría bien y así se aliviarían las tensiones. Y así fue como le hizo una mamada a escondidas mostrándole las tetas y restregándose su miembro entre ellas hasta que el chico se corrió.

Compartir Twittear