Su hermanastra sonríe y la chupa como una puta

12 min

Su hermanastra está buenísima, joder, se pasea por la cocina con ese pantaloncito corto y es que no puede dejar de desearla, y parece que a ella eso le gusta y la excita. Sentirse deseada la pone algo cachonda y el otro día jugando con ella a las confesiones, ambos revelaron que se deseaban a pesar de ser hermanastros, que a veces se dirigían miraditas de deseo difíciles de sobrellevar. Total, que la rubia esta sonriente se puso a quitarle la bragueta y se la chupó como una puta. Pero él quería más, ahora que por fin estaba dando rienda suelta a sus deseos, la desnudó y la hizo montar sobre su polla. Quería follarse a su hermanastra, quería metérsela y escucharla correrse…

Compartir Twittear