Rubia poniendo los cuernos con un negro buenorro

11 min

Esta rubia está pasando una mala racha con su marido y la verdad es que está deseosa de probar cosas nuevas, y aunque no fue del todo deliberado, el otro día ligó en la piscina con un negro macizo que enseguida le hizo las bragas agua. No tardó en llevárselo adentro del apartamento para gozar de su rica y larga polla. Quería sexo interracial con él, hacer algo nuevo y excitante, y el muchacho estaba encantado de servir a sus fantasías metiéndole su enorme polla en ese coñito blanco e infiel suyo. La muy guarra además estaba respondiendo mensajes del móvil mientras el otro le clavaba su miembro a cuatro patas, y no parecía sentir demasiados remordimientos, no…

Compartir Twittear