Paga a su hermanastra por una mamada

7 min

Estaba tan cachondo que el otro día le dio dinero a su hermanastra para que le hiciera una mamada, y ya veréis la cara que se le puso a esta jovencita, no se lo podía creer y por supuesto no iba a aceptar que la trataran como a una puta. Lo que pasa es que luego vio lo dura que tenía la polla el hermanastro y se apiadó de su desesperada necesidad de una felación. Además, tenía la polla más grande que había visto en su vida, y oye, le entró un poco ese deseo morboso de probar algo nuevo y prohibido, así que tomó el dinero, aunque eso era lo menos importante, y le hizo una de sus mejores mamadas, la verdad es que sabía de maravilla ese rabo duro y estaba deseando hacer que se corriese dentro de su boca.

Compartir Twittear