Le mete la polla a su hermana borracha y dormida

10 min

Su hermana borracha perdida se acostó anoche medio desnuda y él aprovechó para colarse en su habitación y verle un poco las tetas y el coño. Joder, qué buena está, pensó, y comenzó a sobarle y abrirle el tanga para admirar su coñito, su olor delicioso… No pudo resistirse y le metió dedo, pero conforme la polla se le ponía dura se atrevió con más cosas, hasta el punto de metérsela por la boca como si le estuviera haciendo una chupada, y luego siguió y siguió y se la folló duro porque estaba dormida y no se enteraba de nada, pero por su panochita entraba aquello de maravilla, y por la mañana igual se llevaría un recuerdo de leche dentro de ella.

Compartir Twittear