Follándose a una de sus tres amigas

8 min

Este chico invitó a casa a tres amigas suyas con las que salió por ahí de fiesta, pero en mitad de la madrugada, cuando estaban las tres dormitando mientras salía el sol, se fue para la cama porque no podía resistir la tentación de probar el coño de una de las amigas, de la rubia, que sabía que estaba cachonda pero que se había dormido demasiado borracha. Le bajó las bragas y tanteó a ver si estaba lo suficientemente espabilada, y se puso mojada, desde luego, aunque apenas abrió los ojos. El caso es que mientras le metía la polla y gozaba de ella, la amiga que dormía al lado también se puso cachonda y comenzó a masturbarse. La única que no se enteró de nada fue la otra, que hay que ver lo que se perdió…

Compartir Twittear