Folladita mañanera y acabada en las tetas

11 min

Se despierta por las mañanas y siente el cuerpo caliente de esta rubia tetona, y es fácil que la erección que lleva ya de por sí se ponga aún más dolorosa, sobre todo cuando ella restriega sus pezones duros contra él y comienza a hacerle suaves caricias que acaban en firmes tocamientos sexuales. Besarse y revolcarse entre las sábanas es lo más natural del mundo al despertarse junto a esta hembra tan caliente. Le encanta meterle la polla con ella encima de él y que se abalance sobre su miembro y se lo chupe. Menuda acabada en las tetas la de esa mañana, la recuerda como si la hubiese grabado en vídeo. Oh, pero mira qué casualidad, si resulta que sí lo grabaron.

Compartir Twittear