El abogado del divorcio le da por el culo

22 min

Ya se sabe que los abogados pueden ser muy porculeros, pero con esta rubia macizorra vais a ver que la cosa es literal. Resulta que este pibón está tan agradecido por el bueno trabajo realizado por su abogado que le está llevando el divorcio que lo ha invitado a casa para tomar una copa y charlar de manera distendida, pero lo único que quiere distender este tío es el ano de su clienta, que está tan tremenda que no puede evitar desearla con locura. Y bueno, la ha pillado con la guardia baja y con una copita de más, y esta golfa al final se le pone a cuatro patas con el culo abierto y el tipo aprovecha para follársela analmente y hacerla disfrutar. Además, esta sesión no se la va a cobrar, de hecho la que va a recibir es ella, concretamente leche bien caliente.

Compartir Twittear