Doble mamada de las gemelas endemoniadas

7 min

Estas dos gemelas dan miedito de verdad, con esas pintas de huerfanitas y esa mirada endemoniada, pero oye, también están tremendamente buenas, y un tío solo con ellas en una casa en qué otra cosa creéis que puede pensar, a pesar de lo raro y terrorífico que se vea todo. Pues al final las gemelas, que igual están poseídas pero también un poco salidas, se tiran a sus pantalones para comerle la polla entre las dos. Como buenas hermanas, le hacen una doble mamada y comparten generosamente ese rabo duro, y además se lo chupan en dos sesiones, que la posesión da mucha hambre y estas guarrillas necesitan probar y chupar bien ese miembro viril hasta dejarlo seco…

Compartir Twittear