Asiática recibe la visita de dos predicadores folladores

10 min

Menuda sorpresa se llevó el domingo por la mañana esta asiática cuando iba a salir a la iglesia y se encontró tocando a su puerta a dos negros, por lo visto dos predicadores que le pidieron hablar un par de minutos para contarle una revelación que habían tenido. Pero vamos, que en realidad se trataba de dos salidos que querían probar su chocho asiático, y estaban de suerte, porque la pillaron tan desprevenida que su instinto hizo que se bajara las bragas y que no dijera que no a esas dos enormes pollas negras, ya que jamás había probado algo así y estaba deseando montarse un trío con dos machos de ese tamaño. Parecía un poco incómoda la asiática, algo violentada, pero lo cierto es que disfrutó dejándose follar a la vez y tragándose toda esa leche que le dieron.

Compartir Twittear